Los repuestos más importantes que debes revisar en tu vehículo

Compartir:

Mantener un vehículo en buen estado requiere de una revisión periódica de sus repuestos y componentes. Es importante estar al tanto de las piezas que pueden tener un mayor desgaste o que son más críticas para el funcionamiento del automóvil. 

La realización de este mantenimiento puede incluso prevenir accidentes. Y, al contrario de lo que piensa la mayoría de los conductores, no es necesario llevar en todo momento el vehículo al mecánico para que este lo inspeccione. Algunos artículos de los que vamos a compartir aquí se pueden revisar en casa.

Pero si tienes dudas, en Grupo Vintage, la empresa líder en el inventario de productos y repuestos en Guatemala, podemos asesorarte en todo momento acerca de aquellas piezas que necesitan un recambio. 

Los principales repuestos que debes revisar 

Filtros: son una parte crítica del sistema de tu vehículo y pueden afectar su rendimiento si no se cambian regularmente. Los filtros de aire deben cambiarse cada 15,000 km o según lo recomendado por el fabricante del automóvil. Los filtros de aceite también deben cambiarse regularmente, lo que generalmente se hace en cada cambio de aceite.

Batería: es una parte esencial para que arranque el motor. Debe inspeccionarse regularmente para asegurarse de que esté en buen estado y no haya signos de corrosión o desgaste. La vida útil promedio de una batería es de 3 a 5 años.

Neumáticos: son la única parte de tu vehículo que está en contacto con la carretera y, por lo tanto, son una parte crítica de su seguridad. Debe revisarse la presión de los neumáticos regularmente y cambiarlos cuando estén desgastados o dañados.

Frenos: son una parte crítica del sistema de seguridad de tu vehículo y deben inspeccionarse regularmente. El mantenimiento incluye la inspección de las pastillas de freno y los discos, la limpieza de los frenos y la comprobación del nivel de líquido de frenos.

Correas y mangueras: estas piezas deben inspeccionarse regularmente para detectar signos de desgaste o roturas. Las correas de distribución, por ejemplo, deben cambiarse según las recomendaciones del fabricante para evitar daños en el motor.

Luces: todas las luces del vehículo, incluidas las delanteras, traseras y de freno, deberían inspeccionarse regularmente para garantizar que funcionen correctamente. Las bombillas deben cambiarse si están quemadas o dañadas de cualquier manera. 

Recuerda que, cuando se trata del mantenimiento de un vehículo, hay muchos componentes que pueden desgastarse con el tiempo y necesitan ser reemplazados. Algunos son más importantes que otros, ya que su mal funcionamiento puede poner en peligro la seguridad del conductor y de los pasajeros, así como causar daños costosos al vehículo.

¡Por esa razón, no dejes de consultar con los expertos en Grupo Vintage!

Artículos relacionados

La mayoría de las personas no está muy familiarizada con el motor de arranque, pero para quien aún no lo sepa o tenga dudas, este es una parte fundamental de cualquier vehículo, ya que tiene la importante función de echar a andar el motor cuando está parado.